CARLOS MARAÑÓN. TOP 5

CARLOS MARAÑÓN. TOP 5
12 enero, 2014 OFFside

Hijo de ilustre goleador, aun tocándola con estilo Carlos Marañón ha acabado dirigiendo el juego desde la redacción de la revista Cinemania. Erudito en la relación entre cine y fútbol, nadie mejor que él para iniciar esta sección en la que cada semana una figura destacada del mundo de la cultura o el deporte nos revelará sus 5 documentales de fútbol favoritos.

Garrincha, alegria do povo (Joaquim Pedro de Andrade, 1962)
Fútbol y samba en imágenes del Cinema Novo brasileño, la pasión de todo un pueblo a través de un ídolo. Y todo, con cierto sabor a saudade: ¿Cómo habría sido ver la película en 1962, sin conocer el final de la historia?

Juguetes rotos (Manuel Summers, 1966)
Es sólo uno de los muchos juguetes rotos que desbordan este documental de una fuerza brutal, entre castiza, chanante y dolorosa; pero la historia en primera persona de Guillermo “Bala Roja” Gorostiza, enfermo y arruinado, acabado con 50 años, es inolvidable.

Forza Bastia. L’île en Fête (Jacques Tati y Sophie Tatischeff, 1978/2002)
Una curiosidad. Una joya. La final de la Copa de la UEFA jugada por el Bastia en 1978 revolucionó la ciudad de la isla napoleónica y llevó al mismísimo Jacques Tati (a petición del presidente del club) a filmar el espectáculo social que se armó. Perdido durante años, el metraje se recuperó gracias a la filmoteca corsa y la propia sobrina del cineasta firmó el montaje final.

Once in a Lifetime: The Extraordinary Story of the New York Cosmos (Paul Crowder y John Dower, 2006)
La cultura pop llegó al soccer y, de paso, este documental la trasladó al cine futbolero. La prueba de que el balompié puede esconder historias de todos los géneros: el deporte, los negocios, el glamour, la sociedad, la mafia y la ascensión y caída de los héroes.

The Two Escobars (Jeff y Michael Zimbalist, 2010)
El autor del gol en propia meta más trágico de la historia del fútbol y el hombre más peligroso y con más poder de Colombia se cruzan en un ejercicio de estilo muy del gusto norteamericano, pero con un trabajo de documentación y un talento inmenso detrás, que acaban enfrentando dos vidas que parecían ir en paralelo.

Design Style Switcher